Buscar
  • Eric Parey

Emprender desde la conciencia.


Querida emprendedora: te entendemos porque hemos estado ahí.


Hasta hace no mucho tiempo, poder vivir haciendo lo que nos gusta y además aportar valor a las personas que nos contratan, nos parecía casi un sueño.


Ahora lo que hacemos nos llena tanto que nos cuesta hablar de “trabajo” cuando nos referimos a ello.


Ser coherentes, tener unos valores de marca que coinciden con nuestros valores personales, da mucha tranquilidad.


Como también la da sentir que no es necesario imitar ni luchar contra nuestra competencia para triunfar.


Es realmente agotador estar todo el tiempo mirando lo que hacen otros, comparándonos y frustrándonos porque no llegamos a conseguir las metas que perseguimos y que ellos parecen tener.


Y luego está el reloj. Antes no teníamos tiempo para nosotros mismos, y siempre estábamos con la sensación de que llegábamos tarde a todo.


Cuando encontramos nuestro verdadero propósito y empezamos a emprender desde dentro siendo coherentes con nosotros mismos, conseguimos ser más eficientes en la gestión de nuestro tiempo y en el logro de nuestros objetivos con nuestros clientes y nuestro negocio. Al final se trata de algo tan simple como poner conciencia en todo lo que hacemos.


Además, todo el proceso que hemos vivido nos da la experiencia que necesitamos para acompañar a las emprendedoras que vienen a nosotros. En particular cuando se enfrentan a este proceso, no siempre sencillo, de mostrarse de forma auténtica y personal ante nuestras cámaras. Es decir, ante sus clientes.




9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo